Derechos de Autor (Caso Megaupload) & las leyes SOPA y PIPA

En Lado C, hoy tengo el gran gusto de presentarles a una palabra autorizada en lo que Derechos de Autor se trata.
El Sr. Pablo Andrés Menegol | @pablitem en Twitter

Uno de los autores del IABook.
Con un posgrado en Convergencia de las Comunicaciones.
Premios por innovación tecnológica y creación de sites.
Actualmente Web & Editorial Manager en DLA. La empresa líder en desarrollo, integración y entrega de soluciones de entretenimiento para plataformas de distribución digitales en América Latina, Iberia, el mercado hispano de los Estados Unidos y el Caribe.
7 años como Asesor del departamento de derechos de autor y nuevas tecnologías de Argentores.
Integrante de la comisión de formatos publicitarios de Internet Advertising Bureau IAB.

Estaremos hablando sobre el caso Megaupload, el efecto SOPA & PIPA y lo que se desconoce al respecto.

——————————————————————————————————————————

Pablo, en varias charlas con vos, post en twitter y en facebook, se pudo ver tu interpretación de primera línea tanto sobre el cierre de Megaupload, como sobre las leyes PIPA & SOPA.

Para empezar,
¿podrías explicarnos, que es exactamente SOPA & PIPA?

Hola Martín!
Te cuento, que tanto SOPA (Stop Online Piracy Act, ley de Cese de la Piratería Online) como PIPA (Protect IP Act, ley de Protección de la Propiedad Intelectual) buscan frenar la descarga ilegal de contenidos protegidos con derechos desde internet.

SOPA: La legislación fue propuesta por Lamar S. Smith, presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes de Estados Unidos (Cámara Baja).
El proyecto propone emitir órdenes judiciales en contra de sitios que promuevan o faciliten el robo de material protegido por derechos de autor (SIC). Para los que quieran detalles, el texto de la ley está disponible en un documento público en la web de la Cámara de Representantes de EEUU.
Como comenta Francisco Rubio, periodista especializado, de ser aprobada esta propuesta (actualmente frenada), las autoridades estadounidenses podrían congelar los ingresos y la publicidad en sitios web, obligar a los motores de búsqueda a ‘borrar’ estas páginas web de sus resultados e incluso solicitar a los proveedores de Internet que bloqueen el acceso a estos dominios. La pena por ‘distribuir’ contenido sin el permiso del autor sería de seis meses hasta cinco años de prisión.

La ley SOPA es apoyada no solo por productoras de contenidos de internet sino también empresas de fabricantes de productos físicos, como por ejemplo NIKE que es afectada por las copias ilegales de sus productos. Las empresas son aproximadamente 120 y se destacan: la Motion Picture Association of America, la Recording Industry Association of America, Macmillan, Viacom, Nike, L’Oreal y Time Warner entre otras.

Por supuesto que hay otras empresas tan grandes como las anteriores que se oponen a la ley SOPA, por ejemplo: Google, Yahoo, Facebook, Twitter, eBay, Mozilla Firefox y hasta el propio Barack Obama se declaró en contra de esta ley. Según la Casa Blanca: “Cualquier esfuerzo para combatir la piratería debe proteger contra el riesgo de que se censure en línea la actividad legal”.

Pero ¿por qué se dice que esta ley CENSURA internet?

Vinton Cerf, considerado uno de los padres de Internet, además de vicepresidente de Google nos lo explica en forma muy simple:

“Solicitar a los motores de búsqueda ‘borrar’ un dominio de Internet iniciaría una carrera mundial para tomar las armas en contra de la censura en la web”, dijo en su momento, explicando los motivos por los cuales Google no apoyaría la ley.

PIPA: Preventing Real Online Threats to Economic Creativity and Theft of Intellectual Property Act, es otra propuesta que al igual que la anterior, da herramientas para poder encontrar sitios webs que trafican contenidos protegidos en forma ilegal.
Esta ley, fue presentada en mayo de 2011, y como SOPA es apoyada por más de 40 legisladores estadounidenses, organizaciones y empresas como la Motion Picture Association of America, la Directors Guild of America, la American Federation of Musicians, el Screen Actors Guild Viacom y NBC Universal. También, al igual que la anterior se encuentra frenada y sin fecha para ser tratada debido a la fuerza de la gente en las redes sociales que rápidamente se organizó y se puso en contra de la misma.

Si me preguntás mi opinión personal Martín, ambas leyes tienen cosas que no me gustan, y no me parece mal que hayan sido frenadas. Ya sabés, mi opinión personal es que no apoyo la piratería, más aún, estoy claramente en contra, pero esto no puede afectar los derechos básicos.
Quiero decir, no se puede dar de baja un website sin un pedido de un juez, tanto PIPA como SOPA preveen la baja de sitios web a pedido, sin pasar por un juicio. Realmente esto me parece muy grave, en función de estar en contra de la piratería no podemos dejar librados a las ganas que tengan las productoras de cerrar o no un website sin un juicio que demuestre que ese sitio tiene contenidos ilegales.

Ahora que tenemos ésto en claro, vale felicitarte por la explicación una vez mas.
¿A que pensas se debió, el cierre de Megaupload?

A diferencia de lo que decíamos respecto de SOPA y PIPA, el cierre de Megaupload sí fue mediante un juicio (que está llevándose a cabo) y a pedido de un fiscal con una orden judicial, de hecho, está aun pendiente su extradición a los tribunales de USA. El cierre de Megaupload no tiene nada que ver con ni con SOPA ni con PIPA como muchos afirman.

Entre los cargos presentados contra los gestores de Megaupload se halla el de conspiración para cometer chantaje sistematizado, o extorsión; lavado de dinero, e infracción criminal de las leyes de propiedad intelectual. El Gobierno norteamericano alega en su demanda que esa página web ocasionó al sector del entretenimiento 500 millones de dólares de pérdidas.
Megaupload ya tenía una denuncia previa por estafa contra Greenpeace por una donación de 50 millones de dólares que nunca llegó a Greenpeace pero por los cuales Megaupload descargó impuestos.
El dictamen completo lo podemos ver en este link: http://bit.ly/Al5881
Cabe destacar que el FBI investiga desde 2004 Kim Schmitz, alias Kim Dotcom (dueño de MU) y desde 2009 específicamente al sitio Megaupload.

Kim Dotcom, uno de los defensores del todo gratis tenía ganancias millonarias (se ve que para él nada era gratis). Recordemos que Kim Dotcom fue arrestado en un cuarto blindado (una habitación del pánico), en una mansión de Nueva Zelanda de 18 millones de euros en la que guardaba 22 coches, entre ellos un Cadillac rosa.

Según datos del FBI el 95% del storage de Megaupload era contenido ilegal.
Como vemos, defender Megaupload, o decir que el cierre de MU es injusto es, por lo menos, algo muy complejo de sostener.

¿Como afecta y afectaba ésto, a los autores originales de las obras, música, películas?
Llevemos ésto al plano mas táctil. El porque del precio de una entrada al cine

Martín, tocás un punto que escucho repetidas veces, “el cine es muy caro, por eso prefiero piratear”. La verdad es que una cosa no justifica la otra. La verdad, me encantaría tener un BMW, pero es muy caro, por eso me lo robé.
Nadie tomaría esta justificación como seria, claro, porque es un auto, es algo físico; bueno, bajar contenido protegido es lo mismo, solo que como no es algo físico perdemos la noción de lo que hacemos. Por supuesto, acá hay que hacer diferenciar que, una cosa es que alguien baje algo para verlo, pero que no lucre con esa bajada (aunque igual infringe la ley) y otra muy diferente es que sea bajado para lucrar con el contenido sin que los autores vean un centavo por ello, tal es el caso de Taringa o Cuevana. Me causa mucha tristeza ver como, a veces leo a “twitstars” muy enojados, rasgandose las vestiduras porque les robaron un twit, pero luego ellos mismos recomiendan ver una película en Cuevana, donde todo es robado.

Tampoco es cierto que no haya alternativas legales, no solo tenemos Netflix para ver contenido con derechos (películas de librería), también llegó la tienda de Apple a la región donde podemos encontrar libros, música, series y películas. Claro (grupo Telmex) sacó su portal de películas online, al igual que Arnet y Telefónica y por supuesto se vienen varios más. Con lo cual vemos que alternativas al cine y sobre todo legales existes y son de excelente calidad, con estrenos cada vez más cercanos en tiempo al estreno de cine.

También escucho muchas veces, “yo pirateo porque de todas maneras al autor no le llega nada”. Esto no es cierto! Si pirateamos al autor no le llega nada, en cambio si consumimos contenidos de manera legal el autor está protegido por las leyes del autor y cobra mediante las entidades de gestión que lo representen (Argentores, Sadaic, la que fuere). Si los autores merecen cobrar aún más? Probablemente sí, pero esa es otra discución, si pirateamos te aseguro que ahí no ven un solo centavo por su obra. No hay un solo depósito por derechos de autor por películas pirateadas vía Taringa o Cuevana en Argentores. Entonces, la pregunta es simple, si pirateamos, de qué vivirán los autores? Todavía no logro que nadie, de los que defienden la piratería me pueda responder esa pregunta.
Siempre digo una frase (que decímos todos los que estamos en esta industria):
“Versus gratis todo lo demás es caro”.
Por supuesto que existen y existirán sitios que ofrezcan contenidos ilegales en forma gratuita (que los ofrezcan gratis no significa que ellos no ganan dinero, claro está, ganan mucho dinero por publicidad lucrando con contenidos de otros). Es muy importante que entendamos que esa modalidad de distribución sin licencia está penado en lo que refiere a lo estrictamente legal, pero también es INMORAL en lo que refiere a las costumbres. Como dice el especialista en Propiedad Intelectual el Dr. Darío Rodriguez Miglio “Esto nos lleva a la cuestión que llevar al extremo del acceso a la cultura de manera gratuita, es una desnaturalización de nuestras elementales normas de conducta, nuestras normas de convivencia como sociedad organizada. Estoy seguro que la mayoría de los que se oponen a tener que pagar por acceder a una película en Internet no lo hacen con dolo, es decir con intención de dañar a alguien, sino porque piensan que tienen derecho”, pero sí, están perjudicando a LOS AUTORES, los reales dueños del contenido.

Como me dice siempre mi amigo Salvador “Pocho” Ottobre, coordinador del Departamente de Nuevas Tecnologías de Argentores (y grandísimo autor); Pablo, recordá que:
“Sin autor no hay obra”.

Cuando pirateamos estamos atentando contra los autores en forma directa, luego podemos discutir la cadena de valor, si los autores reciben el porcentaje correcto por sus trabajos, si el cine es caro o barato, y miles de cosas, pero tenemos que entender que piratear hace que los autores no vean un centavo por sus obras.

Sabemos que sos una persona con una opinión fuerte, controversial dirían algunos, pero que conoce el ambiente desde adentro y desde afuera, por lo que el debate tiene que ser siempre inteligente y con conocimiento.
Existen muchos que protestan, contra el cierre de Megaupload;

¿Tu postura con respecto a SOPA & PIPA?

Como decía antes, no estoy de acuerdo con SOPA, ni con PIPA, ni con la Ley Sinde (España). No creo que el método de cerrar un web site, o pedir datos acerca del web site o del uso de determinado sitio por parte de los navegantes, pueda ser hecho por cualquiera. En todo caso, si una productora, o un autor, o quien sea quiere saber mis constumbres en internet debería ir a la justicia y un juez deberá determinar si pedirle a un ISP o a un Hosting datos de mi uso del sitio o el inventario de archivos con posibilidades de ser bajados de determinada web.
Si digo que defiendo las leyes que están de parte de los autores (ley 11.723 en argentina) obviamente también estoy en favor de las leyes que defienden nuestra privacidad, no podemos, en función de defender los derechos de autor atacar otros derechos fundamentales.

¿Crees que puede haber una alternativa a una ley como SOPA, tal vez menos invasiva?

Sí, creo que sí, confío que pronto veremos alguna ley que defienda a los autores, pero que no viole nuestros derechos fundamentales. El derecho a la información, o nuestra privacidad no pueden estar en riesgo por una nueva nueva ley sea cual fuere y represente a quien represente. Estoy convencido que para defender los derechos de autor no es necesario llegar a ese límite. Está claro que no está en mí hacer esa propuesta, para eso tenemos legisladores que deberían hacerlo, en todo caso, somos nosotros, los expertos en el tema, los que esperamos ser consultados al respecto, pero son ellos, los legisladores los responsables de hacer una ley ecuánime sin irse de un lado, ni del otro.

Podrías explicar el concepto de cultura libre, la frase parece muy acertada, pero, ¿es posible?

Es una excelente pregunta Martín. Todos queremos tener acceso a la cultura, y si es gratis mucho mejor. El tema es que nosotros no podemos decidir sobre la gratuidad de las obras con derechos, es el autor el único dueño y por ende el único que puede decidir sobre su creación. Es decir, el autor tiene derechos sobre su obra, entre ellos está el de cobrar o no cobrar por lo misma y obviamente decidir cuánto cobrar. Nosotros, a su vez, podemos optar por pagarlo o no. Lo que no podemos hacer es subir una obra de un tercero en forma gratuita a la red y compartirla, porque ahí estamos decidiendo nosotros por sobre el autor, que insisto, es él quien debe decidir sobre su creación. No tenemos que olvidarnos que los autores pagan sus impuestos, tienen que comer, vivir y son igualitos que nosotros, no son seres superiores que pueden vivir sin alimentarse.

Una comparación errónea que suele aparecer cuando hablamos de este tema es el clásico, “vos te imaginás a los artistas del renacimiento cobrando por sus obras?” Lo primero que digo es que muchos artistas del renacimiento cobraban por sus obras. Lo segundo que pido es que, ya que le exigimos al sistema que se modernice, que cambie la cadena de valor, que se modifique el modelo de negocio en función de la aparición de lo digital; entoces cuando esgrimimos un discurso la comparativa no debe ser con el siglo XV, no? No me parece que sea una comparativa válida.
Insisto, los autores tienen que poder vivir dignamente, no somos nosotros los que debemos decidir por sus obras sino ellos, y si ellos quieren que sus obras circulen gratis, perfecto, y si quieren cobrar somos nosotros los que podemos decidir no adquirirlas.

Para ir cerrando y agradecerte enormemente por tu tiempo, dedicación y siempre valorada palabra.
¿Quisieras concluír la entrevista con algo que haya quedado pendiente?

Ante todo gracias por la oportunidad de expresarme sobre uno de los temas que más me apasiona y que hace años vengo estudiando y asesorando.
Me gustaría cerrar la entrevista con algo que me parece una paradoja.
Te diste cuenta Martín, que los periodistas más cercanos a internet, los generadores de contenidos para la web y los community managers son los que más apoyan la gratuidad total del contenido? Me pregunto, se habrán dado cuenta que decir “lo que está en internet es de todos y se puede usar para cualquier cosa sin permiso” atenta directamente contra su trabajo y a la paga que reciben por ello?
Quizás cuando lo dicen no lo piensan en profundidad, pero cuando les sucede que alguien les roba una idea, ahí si se enojan y con toda razón.
Qué pasa cuando un diseñador ve una gráfica suya en el portfolio de otro? Qué pasa cuando un periodista ve una nota suya, sin fuente en otro medio? Qué pasa cuando un creativo ve su idea en un comercial de otro? Pensá entonces lo que genera en un autor que trabajó durante meses, quizás años en un libro y de golpe lo vé gratis para ser descargado por cualquiera en internet y lo peor, muchas veces no puede hacer nada para frenarlo. No es justo, no?
Como dije antes, nos enojamos por un tweet que nos roban, entonces cómo nos pondríamos por un texto que nos llevó meses o años redactar?
Decir “lo que está en internet es de todos y se puede usar para cualquier cosa sin permiso” puede sonar muy lindo, poético, romántico, pero cuando te pasa que te roban a vos ya no suena tan bien.

Te voy a contar un algo que ilustra lo que quiero decir.
La semana pasada, se armó una muy linda discución por este tema en Facebook. Cuatro o cinco personas que estaban a favor de la gratuidad total de los contenidos y yo, que obviamente estoy a favor de que sea el autor quien decida eso.
Una persona, el más apasionado de la discusión, argumentaba que no le importa los autores, y que en todo caso se busquen otro trabajo si dejan de percibir sus derechos monetarios. Esa misma persona escribe una frase que se le ocurrió. Esa frase es tomada por uno de los participantes de la discución y posteada en su blog personal, pero se confunde de nombre y pone que la escribió otro. La persona que decía “que los autores se busquen otro trabajo” se comunica con el moderador de la charla y le pide por favor que su nombre aparezca bien al pie de la frase. Me pregunto, está bien mandar a un autor que se busque otro trabajo por no percibir nunguna remuneración por su obra, pero cuando me pasa a mí con una simple frase que se me ocurrió recién pido que se respete el derecho moral? Es justo eso?

Para cerrar. Creo que lo peor que nos puede pasar es estar desinformados. Podemos estar a favor o en contra de PIPA, SOPA, Sinde, pero lo que no podemos es “comprar” cualquier discurso porque está de moda o porque lo dicen otros y no averiguar si de verdad es justo, si es legal o si afecta a terceros (o a nosotros mismos).
Una vez que nos informamos, cualquier punto de vista debe ser respetado. Yo tengo el mío y por ahora no encuentro otro mejor, repito, algo que me preocupa es que hasta ahora, los que hablan de gratuidad completa no me explican de qué van a vivir los autores si los obligamos a poner sus obras gratis en internet. Ahora bien; que no encuentren una respuesta a eso no quiere decir que debamos desvalorizar el otro discurso, o que en función de ellos debamos sacar leyes intrusivas que cercenan derechos fundamentalas. Ni una cosa, ni la otra.

————————————————————————————————————————————————————————————

Desde LADO C, te agradezco mucho las palabras.
Un amigo de la casa pasó, dio su palabra y la compartimos con todos.

¡Muchas gracias Pablo!

Pueden seguirlo en Twitter como @pablitem | Asador profesional, hincha de River, excelente profesional y una Palabra Autorizada.
Su linkedin http://www.linkedin.com/in/pablitem

(No se pierdan la siguiente nota con Melina Perlongher. La vida publicitaria desde Ideas Sin Agencia 8.66)

1 Comentario

Archivado bajo Argentina

Próximamente la primer nota de Lado C ¡Gracias…

Próximamente, la primer nota de Lado C.
¡Gracias a todos por preguntar, interesarse, participar y la excelente predisposición!

Deja un comentario

01/23/2012 · 8:56 pm